Mago Migue – “No me gustan los que esconden ases en sus mangas”

El Grupo Joly propietario de varios periódicos de Andalucía como son Diario de Sevilla, Granada Hoy… realizaban una entrevista a nuestro querido socio Mago Migue la cual os dejamos a continuación:

-¿Estamos en tiempos de hacer magia?

-Al menos me gusta pensar que estamos en tiempos en los que hay que mantener la ilusión. Las crisis se superan con ilusión, no con pesimismo. En eso hemos de incidir en nuestras vidas y el arte, en la forma de expresión que sea, es un bálsamo perfecto.

-Un mago con mascarilla tiene poco glamour.

-¡Y anda que el público! Bromas aparte, es cierto que estar enmascarado es engorroso cuando se trabaja, sea en lo que sea, pero debemos acostumbrarnos. Hay mascarillas trasparentes que ayudan a dejar ver la sonrisa… y, en algunos casos como el mío, se agradece pues tapa algo de la cara.

-¿Y si pudiera hacer desaparecer este virus que nos amenaza?

-Sería la persona más feliz del planeta. Pero esa magia corresponde a los miles de personas que entregan su vida a la ciencia. Debemos darles todo nuestro apoyo.

-¿Tiene mono de escenario?

-Mucho. La escena es mi segundo hogar y hace ya demasiado tiempo que no me dejan entrar. Comprendo ciertas medidas, aunque no entiendo del todo. No veo cuál es el problema de presenciar un espectáculo tranquilamente con las medidas pertinentes.

¿Y las perspectivas?

-Inquietantes y estimulantes por otro lado, pues hay que reinventarse, algo a lo que los artistas, especialmente escénicos, estamos acostumbrados. La diferencia es que en estos tiempos necesitamos más compromiso de lo público, ya que la mayoría de los espacios en los que podemos trabajar están controlados por alguna Administración.

-El 13 de marzo, un día antes de que nos confinaran, dio a conocer que iba a estrenar un espectáculo. Vaya coincidencia.

-En realidad, era una gira que estaba programada de nuestro último trabajo dramágico:Invisible, la Magia No Existe, que íbamos a girar, pero se cayó todo. Sólo se ha recuperado una fecha: el 13 de diciembre en Lucena, si el Covid quiere. Esto ha sido el común denominador en nuestro sector. Suspensión sin compensación ni reprogramación. Pero durante el confinamiento estrené un espectáculo por internet llamado MagoMigue Íntimo que hice en seis ocasiones.

-¿Qué le gustaría sacar en estos tiempos de una chistera?

-Más presupuesto para Sanidad, Cultura, Educación e Investigación.

-¿Y qué le gustaría hacer desaparecer?

-A todos los que se aprovechan de las crisis para enriquecerse sin compartir.

-¿Cuándo supo que sería mago?

-De niño lo deseaba, de adolescente se arraigó, y el resto de mi vida ando buscándolo. Esto del arte es una carrera sin final, para toda la vida.

-¿Se acuerda de su primer truco?

-Perfectamente. Lograba hacer desaparecer una peseta en una hoja de papel de periódico. Luego regresaba y, por si fuera poco, se multiplicaba convirtiéndosela en un duro (cinco pesetas, aclaración para nuevas generaciones). Me convertí en el niño más perseguido del momento.

-A usted no le gusta decir truco.

-No. Un truco es algo que aprendes para engañar o retar a alguien o conseguir una habilidad compleja. Un juego de magia no tiene nada de eso, pues no busca engañar, sino seducir, estimular, alegrar.

-¿Alguna vez le desilusiona el ilusionismo?

-El arte no. Las personas que lo usan para buscar notoriedad vacía, alimentar su ego o para sentirse importantes, sí. Pero si hay algo estimulante es saber que siempre puedes aprender y crear algo nuevo en este arte.

-¿Hace magia el Gobierno con los datos de la pandemia?

-No creo que nadie en cargos de responsabilidad a ese nivel trate de timar a la ciudadanía, aunque meten la pata más de lo deseado. Me da pena ver comentarios de líderes mundiales que a veces son muy banales.

-Campeón del mundo de cartomagia. ¿Tiene siempre un as en la manga?

-No escondo nada. Nunca lo hice. Es más, no me gustan los que esconden ases en sus mangas. Aprecio más a los que, con las mangas remangadas y las manos vacías, hacen aparecer toda la baraja y nos dejan jugar con ella.

Deja una respuesta